La cineasta mazatleca Betzabé García insta a abordar el tema de la sexualidad para evitar violencia

Mazatlán, Sin., El cine entró a una nueva era. Hay mayor acceso a las plataformas y todos pueden grabar y construir historias. Los realizadores tendrán que adaptarse a los retos que ofrece el nuevo milenio, señaló Betzabé García Galindo.

Egresada del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), obtuvo el premio Orona por su cortometraje Mujer de dos cabezas, en la edición 66 del Festival del Cine en San Sebastián.

Beztabé García (1990), cineasta mazatleca, refiere que su corto es parte de su trabajo de maestría en en dirección de ficción, que cursó en la Escuela Nacional de Cine y Televisión, en Inglaterra. En México lo presentará en el Festival de Morelia el 23 y 24 de octubre.

Acerca del cortometraje, de 13 minutos, exoplicó que la idea le surgió al mirar una fotografía de dos mujeres que pelean en un cuadrilátero.

Indicó que se trata acerca de la decisión que se toma sobre el cuerpo y el poder que tiene la mujer, sus perspectivas y proyecciones en torno de lo sexual.

García Galindo señaló que simboliza la búsqueda de respuestas a una serie de interrogantes, que parten de la forma de ser de la mujer, de cómo la miran los otros o cómo la juzgan a partir de su cuerpo.

Sostuvo que el tema de la sexualidad sigue siendo un tabú, y debe abordarse para evitar la violencia que viene de la represión sexual, parte de una estructura que la sociedad ha construido y se forma desde la niñez.

Instó a abordar el tema de la sexualidad en Sinaloa y en el país, en general, pues hay muchos prejuicios y desinformación, por ejemplo los casos de niñas embarazadas, que por presión social no abortan.

Adelantó que que trabaja en el documental #mikey (convertido en un youtuber popular), en el que aborda la búsqueda de identidad sexual. Señaló que es acerca de un chico que conoció en la secundaria. Será su segundo largometraje y lo concluirá el próximo año.

Fuente: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.