Jim Mattis podría salir pronto del gabinete: Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Jim Mattis, secretario de Defensa, es una especie de demócrata que podría salir pronto de su gabinete.

Mattis, considerado uno de los miembros más firmes, pero también más independientes del gobierno de Trump, ha servido de contrapeso de bajo perfil al presidente en su trato a menudo abrasivo hacia los aliados de Estados Unidos.

En entrevista para el programa 60 Minutos, de la cadena CBS, transmitida este domingo, Trump dijo que almorzó dos días antes con Mattis y que el general de cuatro estrellas retirado de la Infantería de Marina no le había dicho que iba. Pero podría ser que se vaya, reconoció el presidente.

Él es una especie de demócrata, si quieres saber la verdad. Pero el general Mattis es un buen tipo. Nos llevamos muy bien. Puede irse. Quiero decir, en algún momento, todos se van, indicó.

Los rumores de que los días de Mattis como jefe de Defensa están contados han circulado desde que un libro del periodista Bob Woodward sobre la caótica Casa Blanca de Trump consignó que el general cuestionó el juicio del presidente, comparando su comprensión con la de un niño de 10 u 11 años.

Por supuesto, no pienso irme, declaró Mattis a los reporteros del Pentágono el mes pasado. Me gusta estar aquí, agregó.

La semana pasada la embajadora de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas, Nikki Haley, anunció su renuncia, efectiva a finales de año.

En otro orden, The New York Times reportó que Jared Kushner, yerno y mano derecha de Trump, evadió impuestos federales sobre la renta por años. Según documentos confidenciales revisados por el periódico, Kushner probablemente pagó poco o ningún impuesto sobre la renta de 2009 a 2016.

Durante la década anterior, la compañía familiar de Jared Kushner ha gastado miles de millones de dólares en la compra de bienes raíces. Sus inversiones en acciones personales se han disparado. Su patrimonio neto se ha quintuplicado a casi 324 millones de dólares.

Sus facturas son resultado de una maniobra común de reducción de impuestos que año tras año generó millones de dólares en pérdidas para Kushner, según los papeles.

En 2015, por ejemplo, Kushner se llevó a casa 1.7 millones de dólares en ganancias salariales y de inversión, que se vieron abrumadas por 8.3 millones en pérdidas, en gran parte debido a la depreciación significativa que Kushner y su compañía adquirieron en la inversión de bienes raíces, indicaron los documentos revisados por el diario.

Pero las pérdidas fueron sólo en papel. No obstante, nada en los documentos sugiere que Kushner o su compañía hayan infringido la ley.

Fuente: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.