Dejar de tomar alcohol por un mes mejora la salud

Un estudio realizado por un equipo de investigadores británicos de la Universidad de Sussex en Falmer, muestra cómo omitir el alcohol durante un mes puede mejorar nuestra vida y concluye que estos beneficios son duraderos. Es la mejor opción que podemos tomar por nuestra salud.

La investigación, liderada por Richard de Visser, encontró que las personas que participaron en Dry January en 2018 (una iniciativa que fomenta dejar el alcohol durante 30 días) afirmaron tener más energía y un peso corporal más saludable. También sintieron menos necesidad de beber alcohol, incluso varios meses después de participar en esta iniciativa.

Los expertos analizaron los datos que recogieron de los participantes de Dry January en tres encuestas online. Un total de dos mil 821 personas completaron una encuesta al registrarse para la campaña a principios de enero. En la primera semana de febrero, mil 715 participantes completaron una encuesta y 816 participantes presentaron datos adicionales en agosto de 2018.

Los investigadores descubrieron que dejar de consumir alcohol durante un mes ayudó a los participantes a reducir el número de días que bebían posteriormente durante el año. El número disminuyó de un promedio de 4.3 días por semana a 3.3 días por semana tras el Dry January o Enero Seco.

Otros beneficios:

El 93% de los participantes informó haber experimentado una sensación de ‘logro conseguido’ al final del mes sin alcohol

El 88% había ahorrado el dinero que de otro modo habrían gastado en bebidas.

El 82% de los participantes sintió una mayor conciencia de su relación con el alcohol

El 80% se sentía con mayor control de sus hábitos de bebida

El 76% entendió cuándo se sentía más tentado a beber y por qué.

El 71% de los participantes aprendió que no necesitaba alcohol para divertirse

El 71% dijo que disfrutaba de una mejor calidad de sueño.

El 70% reportó una mejor salud general

El 67% tenía niveles de energía más altos.

El 58% de los participantes perdió peso

El 57% se sintió más concentrado que antes

El 54% notó una mejor salud en la piel.

«Lo bueno de Dry January es que no se trata realmente de enero. Estar sin alcohol durante 31 días nos muestra que no necesitamos alcohol para divertirnos, relajarnos, socializar, etc», aclara Piper.

«Eso significa que durante el resto del año, podemos tomar decisiones sobre nuestra bebida y evitar caer en la bebida más de lo que realmente queremos».

«A menudo no nos damos cuenta de que beber menos también tiene beneficios más inmediatos. Dormir mejor, sentirnos más enérgicos, ahorrar dinero y mejorar la piel, perder peso… La lista sigue», concluye Piper.

 

Fuente: Plano informativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.