Contra prohibición, proponen bolseros impulsar reciclaje

La Organización en Favor de la Economía Circular del Plástico (OFECP), que aglutina a más de 200 fabricantes de la industria del plástico en el país, presentó a la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México un documento con propuestas como impulsar el reciclaje y un costo para las bolsas de un solo uso, entre otras, para encontrar una alternativa a la legislación que prohíbe la distribución de algunos tipos de bolsas plásticas en la capital.

En el documento destaca la propuesta de que, con el fin de fortalecer la infraestructura para el reciclaje, se cobren 15 centavos por cada bolsa entregada en el supermercado, lo que dejará una recaudación de alrededor de 90 millones de pesos al año, mismos que el gobierno podría invertir en centros de acopio y en plantas de reciclaje en colaboración con la industria.

Lo anterior si se considera que en los supermercados y tiendas departamentales se entregan mensualmente 50 millones de bolsas para acarreo de mercancía, de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio Y Departamentales (ANTAD).

En materia de producción, los fabricantes y distribuidores de la OFECP proponen que se permitan bolsas con 50% de material reciclado y que, a la vez, sean 100% reciclables; así como introducir nuevas bolsas compostables; y que las bolsas de los supermercados sean de color naranja, verde y gris, para fomentar la separación de basura en casa.

 

Urge información

La OFECP también solicitó que las autoridades informen adecuadamente a la población sobre los tipos de bolsas que están prohibidas, las cuales son específicamente de acarreo y que no son biodegradables.

Y es que a raíz de la entrada en vigor de la Ley de Residuos Sólidos de la CDMX, se observó una desinformación de los tipos de bolsa que sí se pueden usar en comercios, restaurantes, expendios de comida, tianguis y negocios de la capital.

Entre otros puntos, la propuesta de la organización también solicita suspender las multas a alrededor de 100 mil pequeños comercios que están en riesgo de quiebra por la entrada en vigor de la nueva legislación.

 

Además, Jorge Chahín, presidente de la OFECP, explicó que el uso de bolsas de papel (con las que algunos buscan sustituir las de plástica) representa un impacto ecológico negativo, al implicar una mayor tala de árboles, más emisiones de carbono y que se requiere cuatro veces más energía para producirlas, por lo que esperan llegar a un buen acuerdo con las autoridades capitalinas.

 

24 HORAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.