Paul McCartney, con gran ego e inseguro

Beatlemanía sólo hubo una y jamás se repetirá. Podrán venir Justin Bieber, One Direction; concretarse el reencuentro de los Jonas Brothers, pero lo que Paul, John, George y Ringo lograron en los 60 jamás volverá a suceder.

El periodista, escritor y biógrafo –con la bendición de sir Paul McCartney–, Philip Norman, lo narra a la perfección en el documento Paul McCartney. La biografía,editado en México por Malpaso, donde dedica unas líneas para contar cómo Los Fabulosos Cuatro fueron el escape para una sociedad rodeada de controversias debido al escándalo del exministro de Guerra británico, John Profumo, quien sostuvo una relación con una corista relacionada con un espía ruso, el descarrilamiento de un tren e, irónicamente, el fracaso del Reino Unido por unirse a la Unión Europea.

Probablemente todos los nuevos ídolos pueden decir que han vendido más discos que The Beatles y hay una audiencia más global para ellos que cuando tocaba el Cuarteto de Liverpool, quizá. Lo que sucedió con ellos es que vinieron en un mundo bastante inocente, que parece que estaba esperando por ellos sentados en un sofá.

Fueron los únicos que abrazaron a esta comunidad tan inocente y lo cambió en varias formas siendo responsables de cuartos repletos de muchachitas y muchachitos que los perseguían en tours, incluso sumando familias. Pero eso ya no pasará, ahora conocemos el estereotipo de mega estrellas y es algo común”, compartió en entrevista con Excélsior el británico, de 75 años.

 

John Lennon rompió el código de no llevar mujeres al estudio al asistir con Yoko Ono.

 

Incluso, Norman descartó a The Beatles como las primeras estrellas fenómeno en la música. Fue Elvis su precursor y con los oriundos de Liverpool se capitalizó y murió el término.

Los cuatro la vivieron en grande. Músicos encontrándose con la fama, con mujeres, drogas, viajes, embarazando a mujeres sin planearlo y haciendo locuras como John Lennon tirándose a la empleada de un venue, McCartney durmiendo con los ojos abiertos por el viaje de anfetaminas, George Harrison obsesionado con la India y Ringo Starr mandándolos al carajo en la sesión de Abbey Road (1969).

 

Sir Paul McCartney  autorizó todo lo que se cuenta en este libro de Philip Norman.

 

Y muchos de los problemas vinieron a causa de la autoridad que mostró Paul desde que empezaron como The Quarrymen hasta convertirse en el Cuarteto de Liverpool.

¿Era Paul un dictador de clóset y políticamente correcto?, se le cuestionó al biógrafo, quien tuvo luz verde para hablar con los allegados de sir Paul a través de un correo electrónico que le mandó el exBeatle a finales de 2012.

En cierta medida sí lo fue, y además muy inseguro, algo que nunca pensarías que Paul McCartney lo cargaría como una especie de regalo, y que le trajo adulación a través de los años. John Lennon era inseguro a causa de antecedentes familiares, Paul no lo era por eso sino por el trauma de perder a su madre a los 14 años, y su padre fue un sucio y decente hombre que lo crió junto a su hermano Michael.

Eso le dio impulso. No se conformó con The Beatles sino que se fue solo a llenar arenas y sentir el cariño de la gente, quedarse con ese amor que quizá le hizo mucha falta cuando era muy jóven”, explicó.

A lo largo del archivo que Norman editó hay pruebas de toda esa “tiranía” McCartniana; por ejemplo, el pasaje en el que no se atreve a despedir al baterista Pete Best y manda a Brian Epstein, su representante gay y amigo de cama un par de ocasiones de Lennon; y la manera en que Dennis O’Dell, coproductor de A Hard Day’s Night, cuenta que todas las decisiones eran de él, además de que Paul es señalado como hosco, temperamental y difícil.

Basta con leer que un pequeño error en un redoble de batería por parte de Ringo durante la grabación de Back in the USSR, Paul explotó y lo terminó fastidiando, al grado de dejarlos botados. Regresaría dos semanas después gracias a una disculpa impresa en un telegrama, firmado por los tres, y con su batería adornada por flores.

Paul tiene el ego en el que cree que nunca comete un error musical. Eso no hizo que The Beatles se separara, sino conocer a las mujeres que provocaron que cada uno de ellos se restara importancia.

Cuando The Beatles truenan, él fue el único que hizo hasta lo imposible por mantenerse unidos y recuperar el contacto con las fans, pero no sucedió. Nadie tuvo la culpa, en realidad. Paul sobre todo aún cuando las discusiones con John detonaban una fuerza similar al de una bomba nuclear”, dijo.

Y sí, John rompió el código de no llevar mujeres al estudio al involucrar hasta lo más profundo a Yoko Ono, primero la llevó al estudio y después la japonesa sacó a Paul de sus casillas al comenzar a opinar sobre su música y llamarlos vulgarmente Beatles, sin el artículo “The”, algo que consideró ofensivo.

Así que sí, los testimonios recabados por Norman hacen válida la teoría de todos esos fans que dicen que por culpa de Yoko Ono se terminó la historia de la banda de pop más importante de la historia.

¿A sus 76 años, Paul le sigue guardando rencor a Yoko Ono?, se le preguntó al novelista.

Pienso que ellos tuvieron un periodo de concordia, pero creo que Yoko es todo un caso y mucho más que Paul, así que parece que la hostilidad permanece ahí”, dijo.

 

NORMAN NUNCA PUDO
volver a entrevistar a sir Paul McCartney después de 1965 porque ya no habla de eso, pero ha pasado 50 años documentando su vida y por fin dio carpetazo a la trayectoria del exBeatle luego de 2016. Aún cuando es su Beatle favorito ya detuvo su investigación.

 

RINDE TRIBUTO A MANO LENTA

Después de tantos años documentando a Paul, Philip Norman está próximo a editar la biografía de uno de los mejores guitarristas del mundo, Eric Clapton, apodado Mano lenta, cuya vida ha estado llena de música bella, de colaboraciones con John, Paul, George y Ringo, y de tragedia como la muerte de su hijo al caer desde el piso 53 y su actual estado de salud que le impide tocar la guitarra.

Eric y George Harrison hicieron una mancuerna fenomenal para la historia y a decir verdad, pasé un tiempo con él hace unos años para platicar y poder hablar con todos sus allegados y sus familiares para que me contaran su historia, así que estoy lo suficientemente cerca de lo que es la vida de Clapton”, adelantó.

El libro se editará en noviembre en Reino Unido e Inglaterra.

 

Foto: Especial

 

DEL LIBRO

  • Paul McCartney. La biografía.
  • Autor: Philip Norman.
  • Editada por Malpaso.
  • 794 páginas.
  • $671 pesos, en librerías Gandhi; y $596 en El Sotano.

Fuente: Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.