Hay más empleos en México…pero mal pagados

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), advirtió que, si bien hay un incremento en los datos de empleos, las cifras indican que los que se generan son de bajos niveles salariales, agudizando la precariedad del mercado laboral y poniendo en riesgo la dinámica del consumo.

De acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del total de ocupados reportados en el último año, un millón 138 mil 764 de personas se ocuparon con ingresos de hasta un salario mínimo y un millón 168 mil 369 lo hicieron con un ingreso de más de uno y hasta dos salarios mínimos.

Por el contrario, el universo de ocupados que perciben ingresos de más de dos y hasta tres salarios mínimos se redujo en un millón 200 mil 191 personas. Aunque el segmento de ocupados con ingresos de más de tres y hasta cinco salarios mínimos aumentó en 381 mil 109, el grupo de quienes reciben más de cinco salarios mínimos se redujo en 357 mil 215 personas.

Para el CEESP, que preside Juan Ignacio Gil, las cifras indican que los empleos que se han generado se siguen concentrando en los niveles salariales más bajos.

Aseguró que, aunque la creación de nuevos empleos es fundamental en el proceso de reducir la pobreza, estos deben ser de calidad para mejorar el bienestar de las familias con un ingreso suficiente y con prestaciones sociales.

“Si bien es cierto que la única manera de reducir la pobreza es la creación de empleos, también lo es el hecho de que para mejorar el bienestar de los hogares estos deben ser de calidad, es decir, que tengan un registro formal con un ingreso que permita satisfacer las necesidades familiares y que cuente con servicios de salud”.

Al considerar la población desocupada y sub-ocupada, se tiene que en el país se requiere empleo de calidad para cinco millones 686 mil 220 personas, es decir, 42 mil 846 más que el año pasado, según el CEESP.

Sin dicha calidad en las plazas laborales, se contribuye a limitar el ritmo de crecimiento de la actividad productiva del país, debido a que el consumo depende en buena medida de esto.

El organismo recordó que sin duda el principal generador de empleos es el sector privado, pero para que esto se fortalezca es fundamental que las empresas perciban un ambiente de negocios que sirva como estímulo para invertir y crear más plazas.

Fuente: Dinero en Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.