Bucks quiere la revancha; al mando de la Conferencia Este

Un hilo de cuatro reveses antecedió el triste adiós de los Bucks en la final de la Conferencia Este la temporada pasada. Con el fresco recuerdo del naufragio en una campaña en la que habían firmado la mejor marca de la fase regular y en la que Giannis Antetokounmpo reclamó el trono como el mejor jugador, ahora Milwaukee vuelve con renovados bríos en busca de una revancha para disputar las Finales de la NBA.

Anoche los Bucks sufrieron su primer traspié después de haber ligado 18 triunfos al ceder apenas el segundo juego en casa contra los Mavericks (120-116).

Con esta seguidilla de triunfos firmaron la segunda mejor en la historia de la franquicia tras los 20 triunfos que obtuvieron sin derrota de por medio el equipo de la campaña 1970-1971, que selló su grandeza conquistando su único título de la mano de los legendarios Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson.

El revés ante Dallas (sin el estelar esloveno Luka Doncic) sorprende porque fue el primero desde el 8 de noviembre. El inesperado traspié ante los disminuidos Mavs no los saca de la primera posición en el Este con una impresionante marca de 24-4, y con perspectiva de amenazar el mejor registro en fase regular que impusieron los Warriors de 2015-2016 con su contundente 73-9.

Esta campaña la revancha de los Bucks está enfocada en consumar la misión que dejaron ir en la pasada después de perder cuatro partidos en fila ante los Raptors por el cetro del Este luego de que habían ganado los primeros dos.

La historia reservó al cuadro de Toronto, liderato por Kawhi Leonard, el sitio especial como monarca de las Finales de la NBA, mientras que para Milwaukee quedó el duro golpe de una eliminación increíble después de todos los logros que habían cosechado en la fase regular con sus 60 victorias y con Antetokounmpo como el mejor.

Ahora los Bucks fundamentan sus credenciales como el equipo a vencer en el Este al ser el mejor ataque de la liga con un promedio por partido de 121.2 puntos.

La recuperación de los rebotes es otro de los fundamentos de los renovados Bucks, que también lideran a la liga con 51.3 por encuentro.

Los Bucks ahora se preparan para recibir el jueves a los Lakers, en el choque de los mejores dos equipos de esta primera parte de la temporada.

 

Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.