Caso Veracruz debe ser parteaguas para AMFpro: Moisés Muñoz

Para Moisés Muñoz, ex vocal de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFpro), resulta un poco difícil entender por qué solamente cuatro jugadores del club Veracruz presentaron controversia ante la Federación de futbol, no descartó que el grueso del plantel haya llegado a un acuerdo con el dueño Fidel Kuri, y señaló que en el gremio de jugadores se vive un parteaguas.

Desde Madrid, Héctor Herrera deseó que se resuelva la problemática del Veracruz y del San Luis, mientras Jesús Dueñas, jugador de Tigres, reveló que tanto él como Luis Chaka Rodríguez han recibido insultos y amenazas por medio de redes sociales. Desde el partido (del viernes) a la fecha he recibido mensajes ofensivos, agresivos que se meten con mi familia, denunció.

Muñoz, ex portero, muy activo el año pasado durante la elaboración de un nuevo Reglamento de Transferencias, consideró trascendental el momento que atraviesan los futbolistas, pues reconoció que hay inquietud y molestia porque quedó de manifiesto que no hay unidad. Faltó solidaridad (en la fecha 14 del torneo), la que hubo fue parcial, unos equipos sí se sumaron, pero otros no. Esto tiene que cambiar. En lo sucesivo hay que estar unidos al ciento por ciento, indicó.

La AMFpro en mayo de 2019 enumeró postulados para el reglamento. En el número 2 se prohibían dobles contratos, en el 4 se citaba la obligación de los clubes a entregar copia de contrato a los futbolistas. En el seis se pedía penalidad al club por atraso de pago, y en el 7, en caso de existir faltas al citado reglamento se sancionará de acuerdo con lo estipulado por FIFA.

Nada de eso se cumple por falta de cohesión. “A los futbolistas nos faltó ser solidarios –recalcó–, incluso en el mismo partido entre Veracruz y Tigres no hubo una muestra de apoyo absoluto, se dio un mal entendido y Tigres anota dos goles. Ellos dicen que ya había pasado el minuto pactado, sin embargo, creo que la solidaridad debió ir más allá.

“En ese momento tienes que hablar con el capitán del otro equipo y preguntarle por qué siguen inmóviles, por qué sigue la manifestación, y en caso de que dijeran ‘nosotros queremos hacerlo por más tiempo’, te das cuenta de que no puedes agredir a un rival que está pasivo”, abundó.

Pese a todo, aseguró que entre los jugadores de la liga mexicana debe haber un antes y un después del caso Veracruz, “en la misma Asociación debe darse un impulso; yo creo que todos los que estamos o estuvimos relacionados con la agrupación, tenemos claro que hoy por hoy no hay total respaldo.

“Unión –aclaro– no para pelear con los dueños o la Federación, sino para estar atentos a todos los temas que afectan al jugador y apoyar desde donde se pueda. Imagino que en Veracruz viene una decisión grupal… quizás los orientaron de una u otra forma para no presentar la controversia”, indicó.

Héctor Herrera espera una pronta solución

Desde España, Héctor Herrera señaló que los temas Veracruz y la violencia que se desató en el estadio Alfonso Lastras no es algo que me llene de orgullo. No me gusta que hablen (mal) de mi país. La única opinión que tengo es que mejoren las cosas, tanto en Veracruz como en San Luis, que es el equipo hermano. Tengo compañeros ahí y les deseo de todo corazón que se resuelva para bien de ellos y sus familias.

 

La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.