Coparmex critica recortes presupuestales al INE y al INEGI

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) fustigó el recorte presupuestal que se aplicó a los institutos Nacional Electoral (INE) y Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al sostener que no sólo se amenaza su operación y autonomía técnica y de gestión, sino que también se pone en riesgo el sistema de pesos y contrapesos del poder público así como la democracia del país.

Aseveró que respalda al INE en la controversia constitucional que presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para defender su viabilidad presupuestal.

“Rechazamos que a través de restricciones presupuestarias, se amenace la operación efectiva de las instituciones autónomas y el cumplimiento de su mandato”, sostuvo el sindicato patronal.

Todos los órganos autónomos deben tener garantizada su solvencia económica, sin depender de negociaciones políticas, pues de ello depende que México madure democráticamente, pero el recorte de 950 millones de pesos al INE y de 500 millones de pesos al Inegi les impedirá seguir realizando algunas de sus actividades críticas, indicó.

La autonomía de la democracia electoral “está bajo amenaza”, advirtió, ya que el recorte merma la autonomía del INE y le impide una participación eficaz en la organización de los comicios de este año en Baja California, Durango, Aguascalientes, Quintana Roo y Tamaulipas. También limitará la expedición gratuita de millones de credenciales para votar y la fiscalización a los recursos de partidos políticos, entre otras acciones prioritarias.

En cuanto al Inegi, destacó que desde hace una década ha gozado de autonomía e independencia para levantar, procesar y difundir información básica para diferentes sectores de la sociedad mexicana, con una “actuación impecable y de relevancia para el diseño de política pública”.

Ésta, dijo, “no puede hacerse con base en ocurrencias, sino que debe formularse con base en evidencia, con datos sólidos que la sustenten. Es preocupante que el Gobierno Federal y las mayorías en el Congreso de la Unión no puedan visualizar que, cualquier ahorro en obtención de datos se verá traducido en una pérdida en eficiencia para lograr sus objetivos”.

Con el recorte presupuestal, parece “inminente” que el Inegi deberá suspender 14 proyectos de información como la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE), el Censo Agropecuario, la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) y la Encuesta Nacional de Gasto en los Hogares (ENGASTO).

Para la Coparmex eso constituye “un atentado a la buena política pública nacional” porque sin esa información quedará en entredicho el diseño de estrategias e investigaciones que permitan crear programas sociales y públicos más efectivos.

Calificó como alarmante la cancelación, por ejemplo, de la Encuesta Nacional Agropecuaria, porque “no será posible medir el impacto de estrategias propuestas por el gobierno actual como los Créditos Ganaderos a la Palabra”.

 

Fuente: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.