¿Quién se beneficia cuando compras un árbol de Navidad natural?

En temporada navideña, adornar una casa con árboles naturales representa ayudar a distintas entidades del país y productores mexicanos, tan solo en 2017 se comercializaron alrededor de 700 mil ejemplares, generando ingresos por 350 millones de pesos.

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (Conafor), las principales entidades productores de árboles de Navidad son el Estado de México, Guanajuato, Puebla, Michoacán, Veracruz, Tlaxcala y la Ciudad de México.

“Las plantaciones de árboles de Navidad devuelven la vocación forestal a estas áreas que ahora tienen árboles todo el año, pues después de la cosecha se reforesta para contar con más ejemplares que tardarán entre tres y ocho años en alcanzar su tamaño comercial”, afirmó.

El director del Bosque de Árboles de Navidad de Amecameca, Carlos Maurer, dijo que cultivar árboles es bueno para los bosques, pues contrario a lo que se piensa eso ayuda a la reforestación, además de que al cortarlo no muere, pues el tronco sigue vivo y de ese crece un nuevo ejemplar.

Explicó que el año pasado se vendieron aproximadamente 50 mil árboles, pero plantaron alrededor de 180 mil pinos.

También comentó que un árbol que empieza desde semilla tarda más o menos 10 años en tener el tamaño de un árbol de Navidad, en tanto que uno que crece de un tronco se tarda cinco años

“El Bosque de los Árboles de Navidad de Amecameca empezó hace 54 años, con una superficie de tres hectáreas, actualmente son más de 500 hectáreas de bosque. Es cada vez más grande”, afirmó.

El directivo comentó que para este año se espera comercializar 70 mil árboles de Navidad, lo que representa un crecimiento de 40 por ciento comparado con 2017, gracias a que cada vez más familias se han dado cuenta que ir a cortar su árbol en familia es mucho más divertido que ir a una tienda y comprar uno.

“Las familias que vienen a cortar su árbol al bosque ya saben que cada vez que vienen nos están ayudando a reforestar, a que México sea un país cada vez más verde… los que vienen de Estados Unidos y Canadá son árboles de extraordinaria calidad, pero los cultivadores de árboles en México no le pedimos nada a los extranjeros, además de que son mucho más frescos”, indicó.

De acuerdo con la Conafor, es un mito pensar que para obtener un árbol de Navidad natural se deforestan los bosques.

Resaltó que para 2017, los productores del país estimaron la comercialización de 700 mil árboles de Navidad naturales producidos en México, lo que representaría una derrama de alrededor de 350 millones de pesos.

La Conafor expuso que si bien un árbol artificial parece ser más práctico por ser liviano y por su capacidad de ser guardado en espacios pequeños; en lugar de contribuir a mitigar el cambio climático, lo aceleran, pues son producidos con plásticos a base de petróleo en industrias que emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

 

Fuente: Dinero en imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.