“Tocar las reservas, el principio del fin”: Jonathan Heath

Después del importante paso en la historia del Banco de México de la consecución de su autonomía en abril de 1994, la institución emprendió en importantes reformas y estrategias de política monetaria y cambiaria en los últimos 18 años, que fortalecieron su independencia, y le reportaron importantes avances el abatimiento de la inflación, la estabilización del tipo de cambio y del sistema financiero en general, por lo que el economista Jonathan Heath recomienda no lanzar por lo borda dichos avances, al advertir: “para qué querer componer algo que no está descompuesto”.

Heath, quien ha sido confirmado por el equipo económico de la próxima administración como el futuro sustituto de Manuel Ramos Francia en la subgubernatura del Banco de México, explicó en entrevista con Excélsior que entre las políticas del banco “ha habido varias medidas muy importantes:

1.- En 2001 se implementó el régimen de objetivos de inflación y este fue un cambio trascendental porque marca un cierto tipo de política monetaria que tiene características muy definidas.

2.- De ahí la siguiente cuestión importante que hicieron fue eliminar el uso de los cortos como el instrumento principal, para dar paso a una tasa objetivo para la tasa de política monetaria, en febrero de 2008.

Otra cosa que se ha venido dando con el tiempo y es característica del régimen de inflación por objetivos, es que poco a poco han venido tratando de mejorar la parte de comunicación y transparencia, por ejemplo, en la época de Guillermo Ortiz, no publicaban las minutas y cuando entró Agustín Carstens deciden publicar las minutas con un rezago después del anuncio de política monetaria; sin embargo en esas minutas no se ponía nombre y apellido para nada; entonces sabíamos más o menos cual era la discusión pero no conocíamos quién decía qué, quién era el que votaba a favor o en contra”, recalcó.

NOMBRES

Detalló que con la entrada de Alejandro Díaz de León, a la gubernatura del banco central, se decidió poner nombre y apellido para los que votan y si hay una persona o dos que deciden votar en contra, que signifiquen minoría, ahí deciden no solamente publicar y decir quién fue, sino que darle la oportunidad de escribir uno o dos párrafos, justificando por qué votó en contra. Asimismo, se anunció que se publicará la transcripción completa de las minutas con tres años de desfase, en la página web del Banco de México, destacó el economista de la Universidad Anáhuac.

Las primeras transcripciones que se pondrán a disposición del público mediante este mecanismo serán las correspondientes a la reunión de mayo de 2018, que se publicarán en mayo de 2021.

Yo creo que también esos cambios han sido de alguna forma u otra históricos, porque van en la dirección de tener mayor apertura”, dijo Jonathan Heath.

Por otra parte, el instituto central ha adoptado diversos mecanismos para aumentar sus reservas y luego para vender reservas, “porque ha habido momentos, cuando el Banco tenía reservas muy bajas y quería aumentarlas, y entonces, implementaba esquemas para allegarse de divisas y entonces ha habido momentos en donde más bien ha sido al revés, que quería utilizar las reservas para tratar de reducir la volatilidad en el tipo de cambio, entonces metieron también mecanismos para poder hacerlo, pero esto ha ocurrido varias veces a través del tiempo”.

Últimamente el banco implementó la venta de opciones de futuros del dólar, esto sí ha sido por primera vez”, abundó.

Pero es importante aclarar que todos estos mecanismos, de comprar o vender dólares, buscaban allegarse de reservas o deshacerse de ellas, pero sin buscar influir en el tipo de cambio tal cual; todas estas eran decisiones de la Comisión de Cambios, no del Banxico, ya que en ésta Comisión participan la Secretaría de Hacienda y el banco central, incluso el voto de calidad lo tiene Hacienda”, añadió Heath.

MANDATO

Sobre la constante tentación de legisladores y algunos políticos por modificar la Ley del Banco de México para hacer uso de las reservas internacionales, Heath expuso que las reservas siempre tienen que estar líquidas y en activos que no representan riesgos, por ejemplo tiene que ser en bonos del Tesoro de Estados Unidos, o en instrumentos similares, muy estables.

Cuestionado acerca de la idea de que algunos legisladores quieren que las reservas se usen para proyectos de infraestructura en el país respondió que “no es posible, para eso hay que entender para qué son las reservas y cuál es su función, eso no se debe ni se puede hacer, para ello hay que entender un poco la hoja de balance del banco central y básicamente las reservas son el respaldo de los pesos en circulación; en esto para nada se recomendaría alguna reforma, ahí sería el principio del fin”.

Rodolfo Navarrete, economista en jefe de Vector Casa de Bolsa, coincidió en que las reservas no se pueden usar para financiar proyectos de infraestructura, al explicar “son un activo propiedad del banco y si el gobierno quisiera usarlas, en este caso tendría que comprárselas al Banxico. Y para poder comprarlas el gobierno debe tener dinero y la única forma en que puede generarlo es a través de un superávit fiscal y como es sabido el gobierno no lo tiene, por el contrario, tiene un déficit; el que crea el dinero es el banco central”, subrayó.

AUTONOMÍA

Jonathan Heath expresó que tampoco se debe hacer un cambio para restarle autonomía al Banco de México, la institución ha funcionado bastante bien, creo que hemos logrado tener estabilidad de precios y básicamente tenemos un sistema financiero bastante robusto, tenemos un sistema de pagos muy sólido, y toda la función tal cual del banco está funcionando muy bien, entonces para qué queremos arreglar algo que no está descompuesto.

Heath añadió que la autonomía del Banco de México le ha dado mucha fortaleza a la institución.

También hay que recordar que la política de inflación por objetivos, una de las características es tener mucha transparencia y mayor comunicación y esto de alguna forma ha funcionado muy bien”, enfatizó el postulado a ser subgobernador.

DEJAN SÓLIDO ESCUDO FINANCIERO

Las reservas internacionales del Banco de México finalizan el sexenio con un monto de 173 mil 907 millones de dólares, lo que significó un aumento de 10 mil 791 millones de dólares durante la gestión del presidente Peña Nieto, toda vez que al asumir el cargo los activos internacionales del banco central se ubicaban en 163 mil 116.9 millones de dólares, establecen indicadores del banco central.

Los cerca de 174 mil millones de dólares en reservas se suman a la Línea de Crédito Flexible (LCF) de México con el Fondo Monetario Internacional, que es de 73 mil 855 millones de dólares.

Con esto, el presidente electo López Obrador comenzará su mandato el próximo sábado con un blindaje financiero mayor comparado con el que tuvo Peña Nieto al inicio de su mandato.

Andrés Manuel iniciará su sexenio con un escudo superior a los 256 mil millones de dólares, el cual resulta de sumar las reservas internacionales por 173.9 mil millones de dólares, la LCF con el FMI por 73.8 mil millones de dólares y la línea de crédito swap con la Fed de EU recientemente renovada y aumentada a 9 mil millones de dólares.  El blindaje con el que Peña inició su gobierno fue de 236 mil millones dólares, que fueron reservas por 163 mil millones y la LCF por 73 mil millones de dólares.

 

Fuente: Dinero en imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.