Ocho beneficios del té de cúrcuma y cómo puedes prepararlo

La cúrcuma, además de ser parte esencial del curry, dotándole de su característico color amarillo, la podemos encontrar en forma de té. Y si te gustan los sabores exóticos no dejes de probarlo. Pero antes veamos algunos beneficios para salud y después cómo preparar el té de cúrcuma.

1. Antiinflamatorio
Sus propiedades antiinflamatorias alivian enfermedades como la artritis reumatoide, osteoartritis, colitis ulcerosa, uveítis anterior crónica, dolor en las articulaciones o los dolores de espalda. También es útil para calmar el acné, los eczemas o la psoriasis.
2. Antioxidante
Gracias a su poder antioxidante ayudar a evitar el cáncer, la esclerosis múltiple, el colesterol y las cataratas.
3. Alzheimer
Mengua la formación de placa beta-amiloide en el cerebro, lo que ayuda a prevenir el Alzheimer.
4. Sistema inmunológico
Ayuda a nuestro sistema inmunológico y, por tanto, combate las infecciones.
5. Coagulación de la sangre
El consumo habitual del té de cúrcuma evita la coagulación sanguínea, lo que ayuda en la prevención de enfermedades como la aterosclerótica vascular o la aterosclerosis.
6. Desintoxicante
Sirve para desintoxicar tanto el hígado como otras partes de nuestro cuerpo, lo que mejora nuestra salud en general.
7. Sistema gastrointestinal
Mejorará nuestra salud gastrointestinal, aliviando la indigestión, la acidez. Además, el té de cúrcuma sivre para que nos mantengamos en un peso adecuado y saludable.
8. Antidepresivo
Una taza de té de cúrcuma hará que mejore al momento nuestro estado de ánimo, combatiendo de esta manera los estados depresivos.
Como hemos visto, son muchos los beneficios del té de cúrcuma. Ahora veremos cómo tomarlo.
Maneras de preparar té de cúrcuma
1. Té de cúrcuma básico
Ingredientes:
1 cucharadita de cúrcuma
4 tazas de agua
1 cucharadita de miel, limón o jengibre
Echar la cúrcuma en el agua hirviendo, bajar el fuego y mantenerlo durante 15 minutos cociendo, retirar y colar la bebida, añadir la miel, el zumo de limón o el jengibre rallado.
2. Té cremoso de cúrcuma
Ingredientes:
2 cucharaditas de cúrcuma
2 cucharadas de leche de coco o almendras
1 cucharadita de jengibre rallado
1 pizca de pimienta negra
2 tazas de agua
1 cucharadita de miel
1 cucharadita de canela en polvo
½ cucharadita de extracto de vainilla
Hervir el agua, añadir la cúrcuma y el jengibre, tapar y dejar hirviendo unos minutos. Por otro lado, calentar la leche de coco o almendras aparte, añadir la pimienta, la canela, la vainilla y la miel. Mezclar ambos líquidos.
3. Té picante de cúrcuma
Ingredientes:
2 cucharaditas de cúrcuma
1 cucharadita de leche de coco, almendras o cáñamo
1 cucharadita de canela en polvo
1 pizca de clavo en polvo
1 pizca de nuez moscada
2 tazas de agua
1 cucharadita de jengibre rallado
1 cucharadita de miel
Llevar el agua a ebullición con el té de cúrcuma, la canela, el clavo, la nuez moscada y el jengibre, cocer todo ello 15 minutos y colar. Incorporar la leche que hayamos elegido y la miel.
Ya hemos visto sus muchas propiedades y también varias maneras de prepararlo. Ahora ya lo único que queda es animarnos a probarlo.

 

Fuente: Plano informativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.