El riesgo que pocos conocen de cancelar el Nuevo Aeropuerto

Al considerar los pros y contras de una cancelación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), “en el balance sería peor una cancelación, por los costos financieros y reputacionales del país ante los inversionistas”, ya que habría una pérdida de confianza de los mercados financieros hacia la nueva administración, advirtió Gabriela Siller.

La economista en jefe de Banco Base, respondió en conferencia de prensa que con una eventual cancelación del aeropuerto “no creemos que haya una degradación del riesgo crediticio del país, pero las calificadoras si nos mirarían más de cerca”.

Pondría en tela de juicio la credibilidad de la nueva administración, ya que los mercados se cuestionarían si seguirán hablando a los votantes o gobernarán de acuerdo a lo que se deba hacer”, abundó.

También dijo que podrían darse presiones en las finanzas públicas, ya que debe hacerse frente a los compromisos de los bonos ya emitidos y los contratos legales firmados con diferentes empresas, además se tendrían que comenzar a financiar las nuevas obras del otro aeropuerto. Estimó que hasta ahora ya se han invertido 100 mil millones de pesos.

REPERCUSIONES

Ya la semana pasada ante la incertidumbre por el nuevo aeropuerto, las aerolíneas mostraron las mayores caídas, lo que afectó a la bolsa mexicana, enfatizó. Estimó que la cancelación del NAIM elevaría la tasa de interés del bono que se emitió para su financiamiento.

Un incremento de interés es castigo y esto podría contagiar la BMV. El alza de tasas significa que inversionistas en mercado secundario están vendiendo este bono y generan minusvalías”.

Explicó que la emisión total de los bonos para el NAIM suma tres mil millones de dólares. Al presentar las nuevas proyecciones económicas de Banco Base, refirió que prevén que el tipo de cambio cerrará 2018 en 18.60 pesos por dólar y en 2019 lo hará en 18.40 pesos.

Calculó que el PIB crecería 2% este año y 1.8% en 2019, mientras que la inflación se ubicaría en 4.60% anual en 2018 y en 3.80% 2019. Gabriela Siller estimó que la TIIE terminaría el año en 8.3% y en 2019 bajaría a 7.8 por ciento.

En tanto, las remesas se ubicarían en 33 mil 225 millones de dólares durante 2018 y aumentarían a 35 mil 960 millones en 2019.

PRESUPUESTO

Por otra parte, expuso que “será importante conocer el Presupuesto de Egresos de 2019, ya que es una duda que todos tenemos, porque en él se conocerá a ciencia cierta cómo se ejercerá el gasto y cuáles programas se pondrán en marcha y cuáles no. Se vislumbrará qué es lo que hará la siguiente administración, si se quiere endeudar o si va a cambiar las cosas, si van a dar los apoyos que prometieron a que le darán prioridad que es lo que van a recortar.

Expuso que en la realidad no podría cumplirse con todos los programas prometidos, al menos que se recorten otros rubros de gasto. Refirió que actualmente la deuda del sector público está en 46.3% del PIB y no puede llegar hasta el 50 por ciento. Sillar consideró que el barril de petróleo WTI se ubicará al cierre de este año en 85 dólares por barril y repuntará a 95 el próximo año.

Fuente: Dinero en imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.