Inicia la era de tarjetas sin número ni código; buscan evitar robos y fraudes

Para reducir la posibilidad de que los usuarios de servicios financieros sean víctimas de fraude, Santander pondrá en circulación una tarjeta de crédito que no tiene visibles el número del plástico ni el código de seguridad.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) hasta el tercer trimestre del año pasado se registraron 5 millones 351 mil reclamaciones bancarias, de las que un millón 779 mil, equivalente a una tercera parte, fueron por consumos vía internet no reconocidos, en tanto que un millón 385 se debieron a consumos no reconocidos.

Frente a este fenómeno, la institución bancaria anunció el modelo de tarjeta sin números, el cual muestra solamente el nombre y la fecha de vencimiento del plástico con el objetivo de que los clientes no tengan expuestos los datos sensibles al hacer compras en terminales punto de venta, protegiéndolos del robo de la información de la tarjeta física.

“Actualmente, cada vez que entregamos la tarjeta para hacer algún pago, prácticamente estamos dando la llave de nuestra casa. Eso se acabó con este nuevo modelo de tarjeta que busca ser la más segura de la historia”, indicó Jorge Zenteno, director general adjunto de Negocios Especiales de Santander.

Este producto se complementa con una tarjeta digital con código de seguridad dinámico, el cual cambia cada tres minutos, disponible de forma gratuita para clientes, que se utiliza para compras físicas y digitales.

Las personas que ya sean clientes de las tarjetas de crédito del banco español podrán solicitar el cambio de plástico sin costo adicional, mientras que aquellas personas que hayan sufrido robo o extravío deberán pagar una comisión para acceder a ella.

La meta es que en un lapso de dos años 80% de los 3.2 millones de tarjetas de crédito del banco sean sin números. A partir del próximo martes, esta opción estará disponible en las tarjetas “free” y “light” y se espera que a partir el segundo trimestre del año se incorporen el resto.

¿CÓMO FUNCIONA?

En comercios físicos, los clientes podrán hacer compras con tarjeta como lo hacen normalmente, firmando con su NIP en la terminal punto de venta.

En caso de que el cliente requiera ver los datos completos del plástico, debe ingresar a la App Súper Wallet con sus credenciales y contraseñas de la Banca Digital, seleccionar la tarjeta y usar el lector para escanear el código QR que tendrá en la tarjeta física; este código QR tiene la información encriptada, por lo que sólo el cliente puede acceder.

Para pagos en línea, los clientes pueden aprovechar la versión digital de su tarjeta cuyo código de seguridad es dinámico para evitar que el sitio donde se hacen las compras almacene esta información impidiendo el uso no autorizado.

 

Dinero en imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.