Mujica se va de la política

El exmandatario uruguayo, de 85 años, José Mujica se retiró ayer de la política activa, tras empuñar las armas, pasar por duras condiciones de cárcel e incorporarse luego al sistema político, donde exhibió un poder de seducción con un mensaje de austeridad que caló hondo en el mundo.

«Tengo mi buena cantidad de defectos. Soy pasional. Pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio. Aprendí una dura lección que me puso la vida: el odio termina estupidizando porque nos hace perder objetividad frente a las cosas.

«El odio es ciego, como el amor, pero el amor es creador y el odio nos destruye», dijo en un breve discurso de despedida en el Parlamento.

Mujica destacó que «triunfar en la vida no es ganar, es levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae».

Llegó a la Presidencia (2010-2015) siendo uno de los políticos más populares y a la vez más resistidos del país por su pasado guerrillero.

Dijo que continuará asesorando a sus correligionarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.