Eurocámara exige normas para limitar el poder de las redes sociales

Los grupos políticos de la Eurocámara pidieron este miércoles normas para limitar el poder que tienen las plataformas digitales como Twitter o Facebook, por ejemplo para censurar contenidos, en un debate en el que la Comisión Europea abogó por actuar cuanto antes y evitar así que los gigantes tecnológicos impongan su ley.

«La mayoría de ustedes ha dicho que es hora de ponernos manos a la obra. Si pecamos de falta de ambición y nosotros no creamos las normas, tendremos que acatar las creadas en Silicon Valley e impuestas en nuestro continente. Tenemos que actuar ya, la situación es urgente», resumió al término del debate la vicepresidenta de Valores y Transparencia de la CE, Vera Jourová.

Según la representante del Ejecutivo comunitario, «va siendo hora de que se controle el poder infinito de este tipo de plataformas» a través de unas «obligaciones más claras y de una mayor responsabilidad de los actores digitales».

En ese contexto, dijo que la Unión Europea necesita un nuevo pacto para combatir la desinformación, que garantice una mejor responsabilidad de los algoritmos, «sin decisiones arbitrarias por parte de las plataformas y diseñar mejores formas de lidiar con la manipulación en línea».

Regular redes sociales

La mayoría de los eurodiputados consideró que hay que regular de alguna manera las redes sociales para evitar que quede en sus manos la imposición de una censura a los contenidos o que puedan contribuir a la difusión de desinformación.

La eurodiputada Christel Schaldemose, de los socialdemócratas de S&D, subrayó que las noticias en las redes sociales «rivalizan con otros medios y entre los jóvenes tienen más predicamento», por lo que «desempeñan un enorme papel en debate democrático y por ello deben seguir unas normas».

Desde la Izquierda Unitaria Europea Anne-Sophie Pelletier consideró por su parte una «amenaza» las condiciones que aplican los algoritmos en la censura de los contenidos y abogó por la transparencia, la educación así como la «co-responsabilidad» en la protección de los derechos fundamentales.

Jourová indicó al término del debate que cuenta con la Eurocámara para aprobar la legislación propuesta por la Comisión y que pese a que hay mucha impaciencia en algunos Estados miembros y algunos quieren hacerlo a su manera, «ha quedado claro aquí que necesitamos una solución paneuropea, sin fragmentación».

Por: EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.