Israel acorta las distancias

Hoy es una ficción hablar del mundo árabe, como si fuera una unidad, dice el Profesor Uzi Rabi, director del Centro Dayan para el estudio de Medio Oriente y África en la Universidad de Tel Aviv, y uno de los principales expertos israelíes en la región.

La firma del acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos, los hechos en el terreno, constituyen una revolución, de acuerdo con declaraciones de Rabi a El Heraldo de México.

–¿Cuál fue el primer pensamiento cuando oyó la noticia del acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos?

–Que no exageramos nada si decimos que es un acuerdo histórico. Se trata de un país árabe que hace la paz con Israel sin ninguna condición.

Está bien que dicen que frenaron la anexión, pero no se trata de retornar a las fronteras del 67, ni de dividir Jerusalén u otras cosas.

Lo que son dos países pequeños, Israel y EAU, que tienen fuerza económica y capacidad tecnológica, que entienden Medio Oriente y se preocupan ellos mismos por hacer avanzar sus intereses. Emiratos se opone a Irán y a los Hermanos Musulmanes, así como a la Turquía de Erdogan, al igual que Israel.

–¿Cómo queda ahora el mapa de Medio Oriente?

Hoy ya es una ficción hablar del mundo árabe, como si fuera una unidad. Hay países, algunos de ellos destruidos totalmente, que no logran levantarse –como Líbano, Libia, Yemen, Irak y Siria– y países como Marruecos, Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, que ven lo que pasa a su alrededor y deciden de hecho ser parte de otro eje. El eje Egipto-Arabia Saudita y Abu Dhabi coopera en diferentes temas regionales que les incumben. Podemos llamarle el eje de los países moderados o pragmáticos, que tienen relaciones más o menos claras con Israel. Y el otro eje es el de Hamas, TurquíaQatar, todos parte de los Hermanos Musulmanes. Lo que vemos es un nuevo juego de ajedrez, totalmente distinto. El anterior se fue agrietando en los últimos 10 años, desde la Primavera Árabe.

– Y en esta situación, está claro quiénes quedan fuera.

–Sin duda los palestinos; son el principal perdedor. Apostaron a que el tiempo juega en su favor, pero hoy vemos cada vez más claramente que eso no es cierto, que el tiempo juega en su contra. Y ahora, realmente estamos en otro Medio Oriente.

–Éste probablemente sea uno de los aspectos más notorios de este acuerdo.

–Así es. Israel acorta distancias en camino al Lejano Oriente. Hay potencial en muchas áreas, como tecnologías cibernéticas, altas tecnologías, Inteligencia, seguridad, agricultura, agua… Y claro está que esto es sólo el comienzo.

 

 

HERALDO DE MÉXICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.