Virus da un respiro a bosques

El confinamiento obligatorio de personas por la pandemia del COVID-19 ayudó a dar un respiro a los bosques, selvas y otros ecosistemas de México, pues durante la época más alta de estiaje de 2020 registró 27 por ciento menos de incendios y 48 por ciento menos de miles de hectáreas afectadas que en el mismo lapso de 2019, contrario a lo que se esperaba.

Eduardo Cruz Castañeda, gerente del Manejo de Fuego de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), explicó que del 1 de enero al 2 de julio de 2020, se registraron cinco mil 285 incendios forestales que han afectado 288 mil 171 hectáreas; en tanto, en el mismo periodo del 2019, se registraron siete mil 191 incendios que afectaron a 578 mil 417 hectáreas.

Cruz Castañeda atribuyó que la reducción de incendios responde a las políticas de prevención del gobierno federal, al clima y al confinamiento que inició antes del periodo vacacional de Semana Santa.

Sí, consideramos que influyó bastante la falta de presencia del ser humano en las zonas boscosas y en las selvas, porque 98 por ciento de los incendios que se originan en nuestro país son por una causa humana, dijo a El Heraldo de México.

De acuerdo con datos de la dependencia, las entidades federativas con más incendios son el Estado de México con mil 81; Michoacán, con 599, y la Ciudad de México, con 547; en tanto, las entidades con mayor cantidad de hectáreas afectadas son Guerrero, con 46 mil 578; Quintana Roo, con 31 mil 100 y Jalisco con 26 mil 682 en total.

Del año 2011 a la fecha, y después de 2015, que fue un año atípico lluvioso, 2020 es el segundo año con menos superficie afectada y también el segundo año con menos incendios, indicó.

En México se necesitan reformas para castigar a quienes de manera deliberada ocasionan incendios, pero, se están trabajando en la cultura de la prevención.

 

 

EL HERALDO DE MÉXICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.