Ejército de Francia mata a Abdelmalek Droukdal, líder de Al Qaeda del oeste de África

El ejército francés mató al líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQIM), el argelino Abdelmalek Droukdal, en el norte de Malí, cerca de la frontera con Argelia, informó anoche la ministra de las Fuerzas Armadas francesa, Florence Parly.

El histórico líder de la yihad en el Magreb, mentor de varios grupos yihadistas sahelianos, murió el pasado jueves en Talhandak, en el noroeste de la ciudad maliense de Tessalit, afirmaron varias fuentes.

Varios de sus estrechos colaboradores también han sido neutralizados, dijo Parly en Twitter, sin entrar en detalles.

AQMI procede de un grupo creado a finales de la década de 1990 por islamistas radicales argelinos. El grupo tiene bases en el norte de Malí, desde donde suele llevar a cabo ataques y secuestros de occidentales en la zona subsahariana del Sahel (una franja de territorio que atraviesa África de oeste a este).

Abdelmalek Droukdal, miembro del comité directivo de Al Qaida, dirigía a todos los grupos de Al Qaida en el norte de África y en la franja saheliana, incluido el JNIM, uno de los principales grupos terroristas activos en el Sahel, liderado por el tuareg maliense Iyad Ag Ghaly, según la ministra.

Varios grupos yihadistas activos en el Sahel, reunidos desde 2017 en el Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes (GSIM, también conocido como JNIM), habían jurado lealtad al líder de AQMI, cuyo nombre a veces también se escribe Droukdel.

El GSIM ha reivindicado los principales atentados en el Sahel y figura en la lista negra estadounidense de organizaciones terroristas.

Estados Unidos precisó haber brindado informes de inteligencia que ayudaron a ubicar a Abdelmalek Droukdal.

Francia informó asimismo el viernes de la captura de un importante directivo del EIGS, el grupo yihadista Estado Islámico en el Gran Sáhara, rival del GSIM en el Sahel y designado enemigo número uno por París desde la cumbre de enero en Pau (Francia), que reunió al presidente francés Emmanuel Macron y a los jefes de Estado del G5 Sahel (Mauritania, Burkina Faso, Malí, Níger, Chad).

Las operaciones contra el EIGS, la otra gran amenaza terrorista en la región, continúan. El 19 de mayo, las fuerzas armadas francesas capturaron a Mohamed el Mrabat, un veterano de la yihad en el Sahel y un importante directivo del EIGS, anunció Parly en Twitter.

La fuerza antiyihadista francesa Barkhane, integrada por más de cinco mil soldados, ha intensificado las ofensivas en el Sahel en los últimos meses en un intento de frenar la espiral de violencia que, junto con los conflictos intercomunitarios, causó 4.000 muertos en Malí, Níger y Burkina Faso el año pasado.

Francia da un golpe simbólico

Su muerte (y las de otros mandos de Al Qaeda si se confirman) podría desorganizar el brazo saheliano de esta franquicia yihadista, enzarzada en una lucha de poder con la filial saheliana del Estado Islámico (EIGS).

Droukdal nació en 1971 en un barrio pobre de los suburbios de Argel y se unió a los Grupos Islámicos Armados (GIA) en 1993. A finales de los años 90 participó en la fundación del GSPC argelino (Grupo Salafista para la Predicación y el Combate).

A partir de octubre de 2011, el emir de AQMI intentó ampliar sus actividades en el Sahel. Lo hizo a través de Ansar Dine, dirigido por Iyad Ag Ghaly, uno de los grupos que tomaron el control del norte de Malí en 2012 hasta que en 2013 una operación internacional encabezada por Francia los expulsó.

 

 

HERALDO DE MÉXICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.