CCE: tratado no va a traer inversiones inmediatas

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), reconoció que la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el 1 de julio próximo, no significa que se “abrirá la llave” para que lleguen las inversiones a nuestro país.

“Hay un sentido quizás demasiado optimista donde se cree, de una forma equivocada que, a partir del 1 de julio, van a fluir las inversiones como si abriéramos un grifo de agua y de repente van a empezar a caer inversiones de Estados Unidos y Canadá en México, y que de alguna manera vamos a tener oportunidades crecientes, sabemos que las hay”, explicó.

El líder patronal alertó que EU, principal socio comercial de nuestro país, aumentará su tradición proteccionista por la crisis que se vive por la pandemia.

“El mundo tiene estas tendencias proteccionistas, pero nuestro principal socio tendrá una orientación hacia proteger sus empleos e inversiones, además buscarán que ellos se desarrollen lo más rápido posible y disminuir los impactos de este parón de actividades”, dijo ante senadores.

Por su parte, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, advirtió que México está listo para aplicar aranceles y recurrir al panel de controversia en caso de que EU dé apoyos estacionales al campo de Florida y Georgia, ya que violaría el acuerdo comercial de América del Norte.

Nuestro principal socio tendrá una orientación hacia proteger sus empleos e inversiones, además buscará desarrollarse lo más rápido posible y disminuir los impactos de este parón de actividades

Carlos Salazar, Presidente del CCE

“Tenemos los instrumentos para presentar esta postura firme, respecto a la estacionalidad, recordemos que nosotros estamos viendo la posibilidad efectivamente de una defensa no solo a amparo del tratado, sino al amparo de los instrumentos que nos da la Organización Mundial del Comercio”, informó.

En su oportunidad, Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, pidió convocar a un encuentro bilateral con las contrapartes de EU para evitar que el tratado se inicie con una controversia en materia agropecuaria.

 

 

LA RAZÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.