Lo que se sabe del nuevo virus de China que ha puesto en alerta al mundo

El comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) volverá a reunirse este jueves en Ginebra para deliberar sobre la necesidad de declarar la emergencia internacional por el brote del nuevo coronavirus con epicentro en la ciudad china de Wuhan. Lo que sigue son las certezas e interrogantes abiertos sobre el episodio.

¿Cómo empezó el brote?

Las autoridades chinas notificaron el pasado 31 de diciembre 27 casos de neumonía de origen desconocido, siete de ellos graves. Los afectados estaban aparentemente vinculados con un mercado de la ciudad de Wuhan, una gran metrópoli con 11 millones de habitantes, y el inicio de los síntomas se remontaba al 8 de diciembre. La causa de la dolencia fue identificada el 7 de enero como un nuevo coronavirus. China comunicó a principios de esta semana que el patógeno podía transmitirse de persona a persona, en contra de los primeros indicios.

¿Qué síntomas causa el virus?

El virus infecta las vías respiratorias y causa síntomas que van desde un cuadro leve (tos seca, fiebre…) a graves dificultades para respirar y una neumonía potencialmente mortal.

¿Cómo se contagia?

No están claros los mecanismos, aunque la forma más probable es a través de pequeñas gotas de saliva que el portador del virus excreta al toser. En todo caso, los contagios parecen limitados y se han producido entre contactos estrechos, como familiares y personal sanitario.

¿Hay casos asintomáticos?

Aún no se conoce con exactitud, aunque todos los expertos consideran que es lo más probable, como ha ocurrido con otros virus similares.

¿Existe tratamiento?

No existe tratamiento ni vacuna. La asistencia médica se centra en los síntomas y en dar soporte vital al enfermo.

¿Cómo se diagnostica?

China compartió con la OMS la secuencia genética del virus el 12 de enero, cinco días después de su identificación. Esto permitió crear un protocolo de diagnóstico específico con el que cuentan todos los países miembros. Sin los análisis, es prácticamente imposible distinguirlo de otro tipo de neumonía, o incluso de una gripe.

¿A cuántas personas ha afectado?

Los afectados ya son más de 640, de los que 17 han muerto. De ellos, 13 son hombres y cuatro mujeres. El fallecido más joven es una mujer de 48 años, mientras los de mayor edad son dos hombres de 89 años. No se conocen aún los mecanismos, pero la enfermedad afecta más a hombres y a personas mayores de 45 años.

¿Ha sido rápida la expansión del virus?

Los expertos destacan que el virus está viviendo una rápida expansión. En el país, que hoy ha confirmado 634 casos, el virus ya ha sido identificado en 14 regiones, con Guangdong, Pekín y Shanghái a la cabeza e incluidas Hong Kong y Macao. Fuera de China, han sido diagnosticados cuatro casos en Tailandia, dos en Vietnam y uno en cada uno de los siguientes países: Taiwan, Japón, Corea del Sur, Singapur y Estados Unidos. Todos contrajeron la enfermedad en China. Hasta el momento no se han documentado contagios fuera del gigante asiático. El Gobierno de la India ha informado de que una enfermera de ese país que trabaja en Arabia Saudí ha sido diagnosticada de la enfermedad el país árabe, aunque por el momento no han trascendido más detalles del caso.

¿Qué es un coronavirus?

Son una extensa familia virus que afectan al ser humano y varias especies de animales. El que causa el resfriado común es uno de ellos. Otros solo afectan a animales, pero pueden sufrir mutaciones que les permiten saltar de especie y hacer enfermar a una persona. También pueden adquirir la capacidad de transmitirse entre seres humanos. Los precedentes más conocidos son el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) surgido en China en 2002 y que causó más de 800 muertes y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, en sus siglas en inglés), identificado por primera vez en 2012 en Arabia Saudí y del que ha habido 2.500 casos confirmados y 850 muertes. Las investigaciones realizadas hasta el momento aún no son concluyentes aunque apuntan a que el origen de ambos está en los murciélagos. En el primer caso, de ellos saltó directamente a los humanos o lo hizo a través de pequeños mamíferos, mientras en el segundo el virus afectó primero a los camellos, que son la principal vía de transmisión para las personas. Las autoridades chinas sospechan que el nuevo virus pudo surgir de serpientes vendidas de forma ilegal en el mercado de Wuhan, aunque no descartan otras fuentes como pequeños mamíferos (ratas, tejones…).

¿Qué letalidad tiene el nuevo virus de Wuhan?

Los expertos apuntan que la tasa de mortalidad del nuevo patógeno es baja en comparación con virus similares, según los primeros datos disponibles. Con 17 fallecidos entre 570 afectados con sintomatología, esta se sitúa en cerca del 3%. Al virus del SRAS se le atribuye una mortalidad de entre el 10% y el 18% de los casos y el del MERS alcanza al 35% de los enfermos notificados, según la OMS.

¿Podría el virus mutar y hacerse más virulento?

Aunque todo virus es susceptible de sufrir una mutación (de hecho, es lo que provoca que salte a humanos), desde que se localizó ha permanecido bastante estable, según señala la OMS, que advierte que es un escenario que no se puede descartar.

¿Qué medidas se han adoptado?

China ha decidido someter a cuarentena a la ciudad de Wuhan, de la que no es posible salir ni entrar desde la pasada madrugada, y otras localidades cercanas. En ellas se ha generalizado el uso de mascarillas. En total, ha confinado a 20 millones de personas. Aeropuertos de la gran mayoría de los países asiáticos, así como Estados Unidos, Reino Unido y Rusia, entre otros, han establecido medidas de control para detectar viajeros procedentes de las zonas afectadas con síntomas compatibles con el nuevo virus, aunque prácticamente todas las aerolíneas ya han dejado de volar desde el entorno de Wuhan.

¿Que está haciendo la OMS?

La organización ha monitorizado la evolución del brote prácticamente desde el primer día, ya que ha situado los coronavirus entre las amenazas para causar una futura pandemia global. El comité de emergencia debe decidir ahora si declara la emergencia internacional, algo que el miércoles no decidió ante la división entre los miembros del comité, que volverá a reunirse este jueves.

¿Qué implica la declaración de emergencia internacional?

La declaración de una emergencia de salud pública de importancia internacional se adopta ante un brote una situación «grave, repentina, inusual e inesperada» con consecuencias sanitarias cuyo impacto se extiende más allá del país afectado. Con la declaración se inicia el proceso que haga posible una acción internacional inmediata y coordinada. La OMS ha adoptado esta decisión cinco veces: por la gripe A en 2009, contra la polio en 2014, contra el ébola en África Occidental en 2014, contra el zika en 2016 y el pasado mes de julio contra el ébola en la República Democrática del Congo.

¿Hay riesgo para España?

El Ministerio de Sanidad considera que «teniendo en cuenta los controles realizados por las autoridades chinas, el riesgo de introducción del virus en España en estos momentos se considera muy bajo». No existen vuelos directos entre los aeropuertos españoles y la zona de Wuhan. En todo caso, incluso si el virus llegara, «el impacto para la salud pública» también sería «muy bajo» debido a que, hasta el momento, la capacidad de transmisión del virus de persona a persona ha demostrado ser «limitada».

¿Cómo se llamará el nuevo coronavirus?

De momento, tiene uno provisional 2019-nCoV (nuevo virus de 2019), pero la OMS decidirá uno definitivo. Normalmente, se bautizan con el nombre del lugar donde fueron descubiertos, así que probablemente será el virus de Wuhan.

 

EL PAÍS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.