En tiempo extra, Vikingos echa de la postemporada 26-20 a Santos

Un segundo juego de la postemporada se definió en tiempo extra con un pase de anotación que mandó el mariscal Kirk Cousins a Kyle Rudolph y los Vikingos de Minnesota se impusieron 26-20 a los Santos de Nueva Orleans, otra de las sorpresas que deja la ronda de comodines ahora en la Conferencia Nacional, donde los Halcones Marinos de Seattle clasificaron al derrotar 17-9 a las Águilas de Filadelfia.

Ni el ruidoso Superdome ni las bajas que tuvo para este encuentro pudieron frenar a un impetuoso equipo de Vikingos, que se quedó con el triunfo gracias a una atrapada del ala cerrada a pase de Cousins de cuatro yardas para sellar el triunfo. Ahora Minnesota irá por la serie divisional contra San Francisco.

La atrapada de Adam Thielen al recibir un pase de 43 yardas de Cousins colocó al equipo cerca de la zona prometida, la cual llegó con el espiral del mariscal a Rudolph y así los Vikingos echaron una vez más a los Santos, tal y como sucedió hace dos campañas, para acabar con el sueño de Drew Brees de llegar a un Supertazón de manera agónica, emocionante y al final triste a pesar de verse favoritos.

Los Santos abrieron temprano el marcador con un gol de campo del pateador Wil Lutz, de 29 yardas, a los nueve minutos de comenzar el partido para irse arriba 3-0.

Los Vikingos respondieron para empatar en el mismo primer episodio con un gol de campo de Dan Bailey, de 43 yardas.

En el segundo periodo se aclaró la situación y los Vikingos se fueron al descanso al frente 13-10.

En ese capítulo los Santos se fueron arriba 10-3 con la anotación de cuatro yardas de Alvin Kamara, pero los Vikingos respondieron con un gol de campo de Bailey (10-6) y un touchdown tras una carrera de cinco yardas de Cook para montarse en la cima del marcador.

En el tercer cuarto, luego de 64 yardas recorridas en ocho jugadas, Minnesota se fue al frente 20-10 con el ingreso de Cook a la zona roja, más la patada de Bailey.

Los Santos se acercaron después en la pizarra 20-17 en el cuarto parcial por un pase para touchdown de 20 yardas del veterano Brees, quien se conectó con Taysom Hill.

Faltando cuatro minutos por jugar, Hill realizó una excelente corrida de 15 yardas, pero en la siguiente jugada el mariscal dejó caer el balón y los Santos perdieron una muy buena oportunidad.

Poco después, con siete segundos del tiempo reglamentario, Nueva Orleans igualó el partido a 20 y se fueron a la prórroga con un gol de campo de Lutz de 49 yardas.

En el otro encuentro, los Halcones Marinos de Rusell Wilson vencieron como visitantes a las Águilas de Filadelfia.

El quarterback titular de Filadelfia, Carson Wentz, salió lesionado en el primer cuarto por conmoción cerebral –recibió un golpe de Clowney– y fue relevado por Josh McCwon quien fue capturado seis veces en todo el partido.

En el tercer cuarto un disparo de 53 yardas de Wilson a DK Metcalf, quien se trompicó, pero no soltó el balón, dio la anotación de la victoria.

La ronda divisional se disputará el sábado entre Minnesota y San Francisco y Tennessee ante Baltimore. El domingo jugarán Houston-Kansas City y Seattle-Green Bay.

 

La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.