Mundial de clubes, a un pasito

Un gol de Roberto Firmino en la compensación sepultó las esperanzas de un desafiante Monterrey, que, a pesar de ponerse a la altura del Liverpool, cayó en las semifinales del Mundial de Clubes y tendrá que conformarse con el duelo por el tercer lugar.

Los Reds, ganadores de la serie, se medirán en la final del certamen con el Flamengo de Brasil, en una reedición del encuentro por la Copa Intercontinental, antecedente del Mundialito, disputado hace 38 años. En aquel cotejo, en 1981, el conjunto brasileño se llevó la corona (3-0).

Desde entonces, el futbol europeo no ha hecho más que fortalecerse. Ante Rayados, a pesar de ello, el equipo de Jürgen Klopp se topó con muchas más dificultades que las presupuestadas en un inicio.

Naby Keïta puso adelante a los ingleses a los 11 minutos, pero el actual monarca de la Liga de Campeones de la Concacaf lo alcanzó poco tiempo despúes, con un gol del Rogelio Funes Mori (14’), al aprovechar un balón que Alisson rechazó hacia el centro del área.

El empate, además, significó la anotación número 100 de Funes Mori con la camiseta de la escuadra regiomontana.

Más tarde, con el juego encaminado a los tiempos extra, Firmino se encontró con un centro de Trent Alexander-Arnold y lo desvió al primer palo, para catapultar al subcampeón de la Liga Premier a un duelo con el monarca de la Copa Libertadores, el cual se realizará en el Khalifa International Stadium de Qatar.

Hicimos un gran partido, sabíamos que iba a ser difícil. Lo aguantamos hasta el final. Ellos, con la calidad que tienen, supieron meter las dos que tuvieron y nos ganaron, comentó Funes Mori, tras el silbatazo final.

A diferencia del Mundial de Atletismo, el cual se llevó a cabo en el mismo recinto hace dos meses, esta vez no hubo necesidad de cubrir secciones de las tribunas con telas para disfrazar la poca asistencia. El estadio lució casi a su máxima capacidad, con 45 mil 416 aficionados.

Hubo cosas finas que marcan el partido. Sin duda fue un encuentro de detalles, que jugamos de igual a igual. Su arquero (el brasileño Alisson Becker) nos sacó cuatro o cinco importantes, apuntó Antonio Mohamed, técnico de los Rayados, que se quedaron a dos minutos de disputar los tiempos extra.

 

El Heraldo de México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.