Mejoran Plan DN-III-E con tecnología; rescates con drones

El uso de tecnología, la capacitación, así como la coordinación entre autoridades y sociedad han reforzado el Plan DN-III-E, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), cuya estrategia se puso a prueba hace dos años, durante los sismos en el sureste y centro del país.

El teniente coronel de zapadores Silverio Lima, coordinador en el área de Protección Civil de la dependencia, explicó que ante esos fenómenos se trabajó con equipo de alta tecnología, binomios caninos, personal médico y de apoyo.

“Si hablamos del área de trabajo de aquí del centro, empleamos hasta 8 mil 500 efectivos, y si hablamos del frente de trabajo del sureste, allá empleamos 9 mil 700 efectivos, aunado a eso con el equipo y los vehículos que nos permitieron cumplir con la tarea que teníamos en ese momento”, detalló.

El teniente coronel Lima indicó que, previo a los sismos del 19 de septiembre de 2017, la Sedena adquirió equipos que permitieron el rescate de personas en estructuras colapsadas en la Ciudad de México.

“Implementamos la tecnología e incrementamos nuestros medios, ahí empleamos los visores de pared, son equipos que nos permiten determinar con un alto grado de posibilidad que se encuentre una persona atrapada.

“Eso nos permitió obtener buenos resultados, estamos hablando de haber rescatado a 15 personas con vida y a 86 cuerpos”, explicó.

Otro aspecto novedoso, hace dos años, fue la realización de sobrevuelos en las zonas afectadas, con drones y equipos para delimitar las zonas de trabajo.

“También al inicio del sismo realizamos reconocimientos aéreos, lo que nos permitió ubicar perfectamente los puntos donde teníamos estructuras de edificios colapsados, en un principio nos reportaron 41, posteriormente se hizo la discriminación y quedó en 39, lo que nos permite enfocar los recursos, acorde a las necesidades de ese momento”, comentó.

Hace dos años, los fenómenos sísmicos exigieron del trabajo coordinado del personal que participa en el Plan DN-III-E, de ayuda a la población civil en caso de desastres, al abrirse dos frentes en el país.

“El día 7 de septiembre ocurren los sismos en Oaxaca y Chiapas, principalmente, iniciamos con el auxilio a la población civil, y cuando estamos en la fase de superar la etapa, de momento nos sorprende el sismo de la Ciudad de México, es como volver a iniciar.

“Sin embargo, con las capacidades que tenemos, el adiestramiento y, sobre todo, con la solidaridad que demostró la sociedad pudimos superar con éxito y un alto grado de resiliencia esta emergencia”, comento el mando.

El teniente coronel Lima aseguró que, actualmente, el Sistema Nacional de Protección Civil, y el Plan DN-III-E, como integrante de esa mesa, han demostrado una mejor capacidad de respuesta ante impactos de fenómenos naturales o accidentes provocados por el hombre.

 

Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.