Rusia responderá con “severidad” a protestas no autorizadas

La Fiscalía rusa llamó este martes a reaccionar «con severidad» ante las manifestaciones no autorizadas, en tanto la oposición negocia con las autoridades organizar una nueva concentración para reclamar el acceso de sus representantes a las elecciones locales de septiembre.

La justicia debe «poner fin con severidad cualquier acto de los organizadores y participantes en manifestaciones públicas ilegítimas y no autorizadas», declaró el vicefiscal general, Alexandre Buksman, citado por la agencia Ria Novosti, tres días después de la represión violenta de una manifestación en Moscú, que se saldó con casi mil 400 detenciones.

En particular, solicitó «utilizar con este fin todas las medidas de represalia» de que dispone la justicia rusa.

Por su parte, el fiscal General, Iuri Shaika, señaló durante un discurso ante sus colegas que «deben tomarse medidas eficaces de control durante la preparación y desarrollo de las elecciones», añadiendo que es «particularmente importante que los acontecimientos que tuvieron lugar recientemente en Moscú no se reproduzcan».

Los tribunales rusos anunciaron este martes haber ordenado unas sesenta detenciones preventivas e impuso a más de 160 personas multas tras la manifestación del sábado. Un manifestante, acusado de haber arrojado un cubo de basura a un policía, ha sido puesto bajo detención durante dos meses a la espera de un juicio en el cual puede ser condenado a una pena de hasta cinco años de prisión.

La oposición denuncia el rechazo de las candidaturas independientes para las elecciones locales del 8 de septiembre, que se auguran difíciles para los candidatos que apoyan al poder, en un contexto de gran descontento social.

La oposición prevé una nueva manifestación para el sábado en Moscú. Según los organizadores, ha sido autorizada por la alcaldía, pero el lugar propuesto por las autoridades -la avenida Sájarov en el centro de la ciudad- no complacea los opositores.

Si la oposición rechaza concentrarse en la avenida Sájarov y opta por otro sitio, la manifestación puede ser declarada no autorizada.

El principal opositor al Kremlin, Alexéi Navalni, de 43 años, fue detenido el miércoles pasado y condenado a 30 días de prisión por haber convocado a la manifestación del sábado. El domingo fue hospitalizado tras sufrir una «grave reacción alérgica».

Otro opositor, Ilia Iashin, cuya candidatura a las elecciones en Moscú, fue condenado el lunes a 10 días de detención, y este martes se le impusieron otro 10 suplementarios.

 

La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.