9 reglas para que NUNCA te salgas de tu presupuesto

Un presupuesto es una estimación de gastoscon base en tus ingresos, que ayuda a establecer límites y a tomar mejores decisiones financieras para cumplir las metas que te propongas. No obstante, darle seguimiento en el día a día puede ser una tarea difícil, ya sea porque no registras tus gastos frecuentemente, no te resistes a las ofertas, haces muchos gastos innecesarios, entre otras razones.

Por lo tanto, te daremos algunos consejos para que puedas apegarte a esos límites de gastos, establecidos en tu presupuesto sin morir en el intento.

1. Piensa en tus metas a largo plazo

Quizá la manera más efectiva de apegarte a tu presupuesto en pensar es las metas a largo plazo, ya que te enfocas en lograr un objetivo que te dará una gran satisfacción, como comprar un auto, viajar, comprar un departamento, pagar la universidad de tus hijos o tener una digna jubilación. Así que, antes de comprar cualquier cosa no planeada, pregúntate: ¿esto me está acercando a mis metas?

2. Elige la herramienta correcta

Actualmente, existen muchas apps o sitios web que te ayudan a llevar un registro de ingresos y gastos para apegarte a tu presupuesto. Estas herramientas son ideales porque no tienes que poner fórmulas; puedes clasificar fácilmente tus transacciones; puedes vincular tus cuentas bancarias para que se registren y se clasifiquen tus gastos automáticamente en un solo lugar; e incluso, puedes programar alertas que te recuerden hacer pagos o registrar gastos en efectivo.

Elige la herramienta con la que te sientas más cómodo, ya sea en un Excel, en una libreta o una app. Registra todos tus gastos y, de esa manera, te será más fácil respetar tu presupuesto.

3. La regla de los 2 minutos para registrar tus gastos

David Allen, especialista en productividad, menciona en su libro Getting Things Done: «si una actividad que debes realizar no te llevará más de dos minutos, debes hacerla en ese instante». La tarea de registrar tus gastos del día puede parecer una tarea complicada, pero en realidad no es tan difícil y no implica más de dos minutos. Así que, ¿en qué gastaste hoy? ¡Regístralo ahora! ¡No dejes pasar más tiempo!

Si dejas que se acumulen los gastos por registrar, es probable que no te apegues a tu presupuesto. No importa si no tienes toda tu información financiera ahora, el punto es empezar. Al actualizar poco a poco tu registro de gastos e ingresos, podrás ver cuánto has gastado de lo que has presupuestado, si te has excedido o en qué puedes ahorrar.

4. Planea tus compras

Comprar de manera compulsiva o a las prisas no te ayudará a apegarte a tu presupuesto. Es una mala decisión no planear tus compras y, por lo tanto, no comparar precios antes. Entonces, elabora una lista y revísala frecuentemente para saber si es lo necesitas o es un capricho.

 

5. Utiliza solo efectivo necesario

Por lo general, lo que llevas en el bolsillo es lo que gastas. Así que, solo lleva lo indispensable para que no gastes de más. Si prefieres y te es posible, lleva una tarjeta de débito solo con el presupuesto de tus gastos cotidianos.

 

6. No te dejes llevar los factores psicológicos

Muchas veces cuando estamos muy emocionados con la novia o el novio, es común realizar compras innecesarias, de ahí la importancia de planificar cada compra, sí, hasta los regalos o gastos banales. Piensa en tus metas a largo plazo.

 

7. Borra los datos bancarios de tiendas en línea o apps

Puede ser más cómodo y útil guardar los datos de tu tarjeta en una aplicación para pedir un taxi cuando se te hace tarde, por ejemplo; sin embargo, en las tiendas en línea, prefiere borrar tus datos bancarios para que no sea tan fácil hacer una compra no planeada. Tardar unos minutos en realizar el pago, puede ser la clave para pensar en si realmente necesitas lo que pretendes comprar.

 

8. Cancela tus tarjetas de crédito, si excedes tu capacidad de pago

Una de las razones más comunes por las que los mexicanos tienen deudas es el uso inadecuado de las tarjetas de crédito. Pareciera buena idea tener una gran línea de crédito o varias tarjetas de crédito, pero si las utilizas al máximo y sobrepasas tu capacidad de pago, excederás tu presupuesto y adquirirás una deuda. Así que prefiere tener solo una tarjeta de crédito o dos que te beneficien.

 

9. Automatiza tu ahorro

El ahorro debería de ser la primera partida de dinero que debes separar y, a partir de esto, entonces presupuestar todos tus gastos, incluso, tu Late Mocha Frappuccino. Ahorrar primero, te permitirá acercarte a tus metas rápidamente. Si gastas primero, lo más seguro es nunca ahorres para cumplir tus objetivos.

 

Puedes pedirle a tu banco o a la institución financiera de tu preferencia que a parte de tu nómina una cantidad mensual para tu ahorro, así, lo que sobre será todo lo que puedes gastar sin remordimiento.

 

En conclusión, al principio es probable que no respetes tu presupuesto a la perfección, pero con el tiempo lo irás mejorando y haciendo ajustes de acuerdo con las necesidades de tu etapa de vida. Lo importante, es que tengas un sistema cómodo que te permita acercarte a tus metas financieras.

 

Dinero en imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.