Flujo migratorio traba acuerdos; México y EU extienden negociación sobre aranceles

La primera reunión entre representantes de México y Estados Unidos para negociar la imposición de aranceles no arrojó resultados en lo  inmediato.

El canciller Marcelo Ebrard afirmó que ambos países reconocieron que la situación migratoria no puede mantenerse como está, “pues los flujos (de personas) están creciendo demasiado”.

Tras reconocer que en el encuentro sólo se abordó el tema migratorio y no el comercial, dijo que el gobierno estadunidense pide medidas con efectos de corto plazo o inmediato para combatir dicho problema, mientras México quiere acciones que no sean punitivas.

“Quedamos que (hoy) vamos a seguir conversaciones porque se plantearon varios asuntos que deben ser estudiados con cuidado y detalle para tratar de acercar las posiciones de entrada”, explicó en conferencia.

Donald Trump tuiteó que se avanzó en las conversaciones con México, aunque “no lo suficiente”.

Migración mantiene  amago de aranceles

El vicepresidente Mike Pence planteó a Ebrard detener el paso de centroamericanos, que creció 120%

Luego de su encuentro con el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, el canciller mexicano Marcelo Ebrard afirmó que ambos países reconocieron que la situación migratoria no se puede mantener como está, “pues los flujos migratorios están creciendo demasiado”.

Manifestó que, al respecto, el gobierno estadunidense pide que se lleven a cabo medidas que tengan efectos de corto plazo o inmediato, mientras México afirmó que se deben tomar acciones no sólo en lo inmediato y que no sean punitivas para que esto tenga una solución posible.

Tras dos horas de reunión con el vicepresidente de Estados Unidos, Ebrard reconoció que no se logró acordar en lo inmediato la cancelación de la aplicación de aranceles a todos los productos mexicanos a partir del próximo 10 de junio, anunciada por el presidente Donald Trump.

Informó que este jueves continuarán las negociaciones para acercar posiciones.

“No era de esperarse que en una primera reunión de dos horas te pongas de acuerdo en algo, entonces quedamos que el día de mañana (hoy) vamos a seguir conversaciones porque se plantearon varios asuntos que deben ser estudiados con cuidado y detalle para tratar de acercar las posiciones de entrada”, explicó.

Ebrard reveló en conferencia de prensa que la principal demanda que le hizo saber el vicepresidente de EU es que México frene, de manera importante, el flujo de migrantes que llegan a su frontera norte porque, de acuerdo con registros que le mostraron y que previamente hicieron públicos, durante mayo la Patrulla Fronteriza detuvo a 144 mil centroamericanos, una cifra que creció en los últimos cinco meses en más del 120 por ciento.

“El punto de partida es que ambas partes reconocemos que la situación actual no se puede mantener como está porque se dio el reporte de números y, efectivamente, los flujos están creciendo demasiado”, señaló.

El canciller, quien estuvo al frente del grupo integrado por la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín; el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos, y la embajadora Martha Bárcena, reiteró su confianza de lograr un acuerdo entre lo que pretende el gobierno de Donald Trump en materia migratoria y la política que implementa nuestro país, a fin de evitar los aranceles.

“Tenemos que agotar la ronda que tenemos ahora, procurando que no haya un efecto económico la próxima semana, pero lo que nos gustaría es evitar el impacto a las tarifas para las dos economías”, añadió.

Desde la embajada de México en Washington, el canciller Ebrard Casaubon reconoció que aunque la reunión fue cordial con el vicepresidente Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo, se trata de una negociación difícil.

 

Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.