No deberías fijarte en el color de tu pasta de dientes

Dudo mucho que existan muchas personas con idea real de qué compran cuando eligen una pasta de dientes en el supermercado.

Esa especialización se la dejo a los odontólogos. Debo confesar que, en la materia, soy de esas personas que se dejan llevar por los anuncios comerciales: Si dicen que es fantástica, debe serlo. Pese a todo, en el fondo me queda claro que mi decisión de compra en este sentido debe ser erróneo.

Por ese motivo me puse a la búsqueda de cuáles son las cosas en las que debo fijarme al buscar una pasta de dientes. Por supuesto, no son los llamativos colores.

En general busca en la etiqueta lo siguiente más allá de un color o sabor atractivo:

Abrasivos

Ayudan a eliminar la placa bacteriana tallando la superficie dental con pequeños fragmentos.

Los más comunes son sílice, óxido de aluminio, carbonato de calcio y fosfatos de calcio, que también ayudan a blanquear los dientes. Muchos expertos no recomiendan la compra de aquellos con carbón al considerarlo relativamente agresivo.

Si tus dientes son sensibles busca con nitrato de potasio o cloruro de estroncio.

Flúor

Combate las caries, endurece el esmalte y ayuda a mantener calcificados los dientes. Por lo general las bacterias destruyen tus dientes y tu propia saliva ayuda a aportarles calcio. Este ingrediente refuerza esa importante tarea.

Saborizantes y texturizantes

De acuerdo con un informe de la Profeco, algunos ingredientes sirven para que las pastas dentales tengan una textura agradable o no pierdan consistencia con el tiempo para facilitar su uso.

Estos ingredientes no aportan beneficios adicionales.

 

Dinero en imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.