Prohíbe Sri Lanka a dos organizaciones sospechosas de atentados

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, prohibió este sábado dos organizaciones islamitas sospechosas de estar detrás de una serie de atentados en el país, informó el servicio de prensa del líder esrilanqués.

«El presidente Maithripala Sirisena (…) tomó medidas para prohibir las organizaciones National Thawheed Jammath (NTJ) y Jamathei Millathu Ibraheem (JMI) en Sri Lanka», dice el comunicado.

Se señala que el Gobierno esrilanqués confiscará la propiedad de las organizaciones.

Ayer viernes tres explosiones se produjeron en la parte oriental de Sri Lanka, en la ciudad de Kalmunai, apenas cinco días después de la oleada de atentados suicidas que sacudió el país insular.

También el jueves, varios medios publicaron información sobre una explosión en el oeste de la isla, a 40 kilómetros de Colombo, sin que se comunicara de muertos o heridos.

En la mañana del pasado 21 de abril, el Domingo de Resurrección, seis explosiones ocurrieron de forma casi simultánea en tres iglesias de Sri Lanka y en tres hoteles de lujo de su capital, Colombo. En la tarde se produjo una séptima explosión cerca del Zoológico Nacional, en la periferia de Colombo, y al poco tiempo otra más, en un suburbio de la capital.

Según los últimos datos, más de 250 personas murieron y más de 480 sufrieron heridas.

Las pesquisas preliminares sugieren que los atentados son obra de nueve terroristas suicidas, ocho de los cuales ya están identificados.

Las autoridades esrilanquesas atribuyeron los atentados al grupo islamita National Thowheeth Jamaath.

Sin embargo, más tarde el grupo terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico y prohibido en numerosos países, entre ellos Rusia) se adjudicó la responsabilidad de los ataques.

Las autoridades esrilanquesas decretaron varias medidas de excepción y detuvieron a más de 70 sospechosos.

 

La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.