¿Existe un seguro que cubra daños a un hogar por una erupción?

Hoy en día destaca la importancia de un patrimonio sólido, desde un departamento o una casa. No importa si compran o rentan, este paso es importante porque es el inicio de un patrimonio sólido, resultado del esfuerzo y trabajo de mucho tiempo.

Sin embargo, el bienestar que reflejaría ese bien es muy importante, más ante el hecho de un suceso inesperado, tal como un robo o un fenómeno natural.

Actualmente los seguros de hogar no sólo te permiten proteger el inmueble propio o en crédito, sino de igual forma los bienes o incluso en el caso de ser una casa en renta.

Es muy importante saber que este tipo de seguros representan una obligación, por la cual los pagos deben ser considerados pese a cualquier eventualidad.

Estos deberán contar con el dato de coberturas catastróficas TEV (Terremoto y Erupción Volcánica) y con FHM (Fenómenos Hidrometeorológicos), los cuales ampararían al inmueble y sus bienes y no únicamente el saldo insoluto de la hipoteca.

Con anteriores fenómenos naturales, muchos mexicanos ante la falta de protección han sido afectados en su patrimonio. Sin posibilidades de recibir algún tipo de indemnización.

Antes de contratar un seguro, es importante considerar lo siguiente:

  • Verificar la información de la póliza.
  • Confirmar que se valúe adecuadamente la propiedad. Las aseguradoras pagarán una propiedad siniestrada de acuerdo con el valor que logren comprobar tras el siniestro.
  • Asegurarte que cubra los riesgos que necesiten; si vives en una zona sísmica baja, no tiene caso que contrates la cobertura por temblores o terremotos.
  • Domiciliar el pago del seguro, ya que al no estar registrado el pago, la compañía no puede pagar el siniestro.
  • Contratar con una institución seria.

También es importante tomar en cuenta lo siguiente una vez que adquieran un seguro de hogar:

  • Documentar sus pertenencias, esto te ayudará a realizar la reclamación ante la aseguradora, incluso pueden incluir fotografías o un video.
  • Declarar la verdad e informar sobre la situación real de tu vivienda, los materiales con que se construyó, los niveles, el uso que se le da, etc.
  • Resguardar los documentos importantes, como la póliza del seguro (varias copias), en lugares accesibles.
  • Resguardar las escrituras de su casa y las fotografías del inventario en bolsas de plástico.

Esto asume una responsabilidad que genera tranquilidad, al garantizar la protección de lo que podría significar una terrible pesadilla.

 

Fuente: Dinero en imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.